Teléfonocómo llegar
blog

La filosofía del tantra: más allá del sexo tradicional

La filosofía del tantra: más allá del sexo tradicional

En occidente tendemos a estar un poco confusos en lo espiritual: ni el tantra es necesariamente sexo tántrico, ni este se parece al tradicional. Si no sabías esto, probar un masaje tántrico profesional en Madrid puede ayudarte a aclarar conceptos y, de paso, a iniciarte en esta técnica de liberación mental y corporal.

Además, te interesará saber que con ese masaje tántrico profesional en Madrid, estarás recibiendo directamente la herencia de la filosofía tántrica: una disciplina que surgió en oriente hace más de cuatro mil años y de la cual el sexo tántrico es solo una de sus manifestaciones, como pueden ser la meditación o los mantras.

Habrás comprobado que en nuestra cultura la 'fragmentación' emocional es la norma: el amor, el sexo y la espiritualidad parecen ir cada uno por su lado. El tantra, sin embargo, te dice que solo puedes estar bien si todos esos aspectos están conectados; y que la puerta mística hacia esa confluencia no es otra cosa que la unión sexual.

Lo que promueve el tantrismo es que, para un buen sexo, es mucho más necesario despojarse de los miedos y de las frustraciones que de la ropa. Esto significa, por un lado, aceptarte y aceptar (con todos los defectos y virtudes) y, por otro, expresar sin temor lo que deseas (a la vez que escuchas atentamente). Por supuesto, con el compromiso de poner tus cinco sentidos en esos instantes (las facturas y demás preocupaciones pueden esperar). 

¿El objetivo? Ninguno. Y mucho menos las metas del sexo tradicional: la eyaculación y el orgasmo. Tu único reto: disfrutar, explorar, deleitarte con cada movimiento y sentir como tu pareja hace lo mismo. Por eso, para el tantra, los que comúnmente llamamos preliminares son tan importantes.

Si ya sientes curiosidad y quieres empezar por un masaje, en Masajelandia te ofrecemos máxima profesionalidad y un ambiente íntimo y cordial. ¿Te pones en nuestras manos?

haz clic para copiar mailmail copiado