Teléfonocómo llegar
blog

Técnicas para el masaje prostático

Técnicas para el masaje prostático

Si eres hombre y estás interesado en un masaje prostático en Madrid tienes que tener en cuenta varias cosas. Por un lado, que el masaje prostático puede realizarse para mejorar un problema físico. Por otro, que está considerado como una práctica sexual.

En muchos casos, se utiliza regularmente para poder tratar síntomas de problemas con la próstata, y este masaje se puede efectuar de manera manual o con un dispositivo especial.

Los profesionales del masaje prostático en Madrid explican que el masaje externo de la próstata consiste en una presión en el perineo, que es la zona entre el ano y el escroto. Otra manera de hacerlo es frotar de manera suave el vientre entre el hueso del pubis y el ombligo.

Existen dos formas de estimular la próstata. La primera produce un orgasmo más placentero y se consigue masajeando y presionando ligeramente con el dedo índice el perineo. De esta manera, estaremos estimulando la próstata, pero desde fuera.

La segunda es más placentera para el hombre. Consiste en la estimulación dentro del ano. En este caso, tienes que estar muy relajado. Hay que introducir un dedo, muy bien lubricado, o con un preservativo. Se puede comenzar masajeando el perineo y el borde del ano para relajarlo. Una vez que se ha conseguido su excitación, la penetración debe ser muy lenta, poco a poco.

Allí tendremos el punto G, el cual se encuentra a cinco centímetros de la entrada del ano. Este punto se encuentra cerca de tejidos y músculos suaves, con lo cual, puede haber ciertos espasmos, pero en caso de que se produzcan, tendremos que reducir la penetración hasta que vayan desapareciendo.

Desde Masajelandia recomendamos que no tengas tabúes y seas capaz de desmitificar el mito del ano con el único objetivo de relajarte y disfrutar el momento.

haz clic para copiar mailmail copiado